San fernando banner San Fernando banner

Trucos básicos para descongelar el Pavo

Categorías

19

Diciembre, 2022

Trucos básicos para descongelar el Pavo

Que delicia, ya se acerca la Navidad y pronto habrá pavo en casa. Serán un festín maravilloso y que todos esperan con ansias. 

Descongelar el pavo es tan simple como leer este artículo. Lo elemental es que consideres ciertas pautas para que todo salga bien. 

Una vez que lo tengas contigo, recuerda mantener la cadena de frío, es decir llevarlo a casa directo al congelador o al refrigerador. 

Procura almacenarlo en el trayecto en una bolsa que preserve el frío y evita exponerlo en el traslado a temperaturas cálidas.

Conforme se acerca el día, ten en cuenta los siguientes pasos.

Quiero tener el pavo descongelado 

Antes de pasar el pavo del congelador al refrigerador tendrás que calcular el tiempo que este tarda en relación al peso del pavo completo. Por ejemplo, si hoy está congelado y pesa 6 kilos, se descongelará en 24 horas. Es decir, tarda 4 horas por cada kilo de peso. 

Una vez que tengas el cálculo aproximado, no tiene que ser exacto, colócalo en la nevera, es imprescindible mantenerlo con su empaque hermético. Esto ayudará a retener la humedad.

Al colocarlo en la nevera, te recomendamos apoyarlo sobre un recipiente para contener cualquier líquido que gotee durante esas horas. 

Una vez descongelado podrás retirar la menudencia y las patas de su interior. No es conveniente congelar o refrigerar nuevamente las partes crudas. Lo mejor será seguir los pasos para la cocción. 

Almacenar la carne cocida será la mejor opción, una vez que enfríe llevarla a refrigeración. 

¿Puedo acelerar el proceso de descongelar el pavo?

En realidad no. Querer descongelar rápido el pavo implica un cambio brusco de temperatura. Sumergir el pavo en agua fría o peor aún en agua tibia podría alterar el color, sabor y sus valores nutricionales. 

Tampoco se aconseja dejarlo a temperatura ambiente. Por su tamaño la parte externa estaría expuesta mucho tiempo. Mejor evitemos cualquier tipo de posible proliferación de bacterias.

Quiero cocinar el pavo, ahora ¿qué hago?

Empieza por retirar su envoltura, luego lávalo con agua potable, puedes usar un recipiente grande o en el lavadero. Asegúrate de desinfectar el área de lavado. Evita salpicar y, al terminar este paso, lava el espacio usado.

Deja que caiga el agua de la piel y habrás de secarlo con papel toalla o un paño limpio para retirar las gotas de agua sobre su piel.

Para dar inicio a la preparación, lo básico es bañarlo con el jugo de limón, este paso es recomendado para neutralizar aromas y realzar sabores.

Ahora tendrás diversas opciones. Revisa recetas de cómo podrías prepararlo según tu preferencia. Una de ellas podría ser el pavo en sazón oriental. Las opciones son múltiples, anímate a innovar.

Prueba la receta de pavo al estilo arequipeño o rompe la rutina al prepararlo con manzanas caramelizadas.

Cuéntanos cuál es tu receta favorita ¿Qué receta familiar sientes que es la mejor para ti? Nos encantará poder conocer tu experiencia y compartirla con más familias.