San fernando banner San Fernando banner

¿Quién dijo salchipapa? ¡A comer!

Categorías

4

Julio, 2022

Quién dijo salchipapa

Hay platos que nos provoca comer tan solo al recordar su aroma. Uno de estos es la salchipapa, un plato que nos identifica como peruanos. 

Se trata de una alternativa que rompe la rutina, pero del cual existen dudas por su aporte calórico. Sin embargo, si eliges hacerla en casa podrás tener bajo control la cocción así como poder elegir los complementos saludables que acompañen este delicioso antojo.

Es simple, al disfrutar de una salchipapa no tiene que haber culpa. Hacerlo de forma responsable será válido para mantener la dieta. Sigue nuestras recomendaciones para tener en cuenta cómo sacarle provecho. 

¿Es una comida que aporta beneficios en la alimentación?

Recordemos que los embutidos son alimentos de origen cárnico, es decir que están elaborados con base en el pollo, carne de res, pavo o cerdo. Todos son fuente de proteínas y una salchicha está compuesta por aproximadamente 14 gramos de ella. 

Para un adulto sano con un peso de 60 kilos, el consumo de proteína será de 60 gramos para todo el día en promedio según su rutina de actividad física. Para hacerlo de manera balanceada, las proteínas se deben consumir en las tres comidas del día. En caso desees, podrás agregar un huevo frito montado a tu plato, lo que agrega 13 gramos más de proteínas a la dieta.

Por otro lado están las calorías, necesarias para generar energía. Un adulto promedio requiere una cantidad de 2000 calorías diariamente. Éstas se absorben de los carbohidratos, cereales, frutas y verduras, así como de las proteínas consumidas. 

Porción ideal por persona

Evita los excesos. La cantidad diaria recomendada es una tira de salchicha, ésta bastará para deleitar con su sabor junto a un puñado y medio de papas por persona. 

¡Atención en la preparación!

Lo mejor es que evites el uso de aceites añadidos. A la salchicha le bastará con cinco gotas de aceite para que no se pegue a la sartén. Corta, fríe y dales la vuelta al verlas doradas. 

Una buena sartén de teflón será de gran ayuda. Según el tipo de salchicha, si llega a soltar su propio aceite luego puedes pasar los trozos cocidos por un papel absorbente.

En el caso de las papas fritas, opta por papa amarilla, peruanita, blanca canchán peladas o sin pelar bien lavadas. Pruébalas con cáscara ya que también tienen rico sabor. Si usas papa amarilla tendrás un mejor resultado si les das una primera cocción cortadas y las tienes desde un día antes congeladas. De esta manera las papas no se romperán al freírlas y, además, tendrán una mejor textura y gusto para el paladar. 

Lo clave es sumergirlas en abundante aceite a una temperatura media alta entre los 120° si es la primera cocción, para luego dorar hasta los 175°. Retiralas al dorarse con un colador metálico y pásalas en papel absorbente. Si pensabas que usar poco aceite era mejor, no es así, absorberán más grasa.

Otra opción más ligera es reemplazar por papas doradas con el corte de tu preferencia o cocerlas al horno. Así reduces aún más el aporte calórico. 

¿Qué acompañará mejor mi salchipapas?

Debemos evitar cremas y ajíes empaquetados o usarlos con moderación ya que son altamente calóricos.

¿Cómo hacer mayonesa casera?

Por cada huevo agrega ½ cucharada de aceite, zumo de limón y sal. También podrías probar por otra alternativa al prepararla con una taza de yogur griego y solo ¼ de taza de aceite de oliva más zumo de 1⁄2 limón, un toque de pimienta y/o cúrcuma, incluso mostaza común o dijón y sal. Podrías agregarle perejil picado y darás un toque maravilloso al resultado.

Para que sea una comida nutritiva balanceada, agrega el mejor complemento: las verduras. Estas facilitan al organismo a digerir las grasas. Procura combinar tres colores al elegirlas, pues cada color aporta un antioxidante diferente que ayudará a la prevención de muchas enfermedades. 

Puedes combinar por ejemplo, lechuga, rabanito y pimiento o espinaca, tomate y zanahoria. La opción más atractiva será la ensalada fresca por la temperatura. La ensalada cocida cae bien también. Procura que esté a temperatura ambiente. Ambas ayudan al sistema digestivo y a la absorción de vitaminas y minerales. 

Acompaña con un refresco de agua frutal como la piña, baja en calorías y facilita la digestión de las proteínas. Si está madura no requiere añadir azúcar. Podrías cerrar el momento de la comida con alguna infusión como menta, muña, boldo, té, jamaica o la que más agrade en casa.

Un antojito sin culpa siempre cae bien. Lo elemental es mantener el balance y la variedad de los alimentos. Sin dejar de lado una rutina de ejercicios al menos de tres veces por semana para evitar el sedentarismo.