San fernando banner San Fernando banner

¿Involucrar a los niños en la cocina? Claro que sí

Categorías

29

Agosto, 2022

Involucrar a los niños en la cocina

En un hogar donde el trabajo en equipo es algo natural, los niños sentirán que colaborar es parte de la rutina en cada actividad diaria. 

Los niños imitan, por supuesto que lo hacen. Cuando nos ven, nos toman como ejemplo, e interpretan con naturalidad en el día a día. En hogares donde ambos padres se involucran en las actividades diarias, transmitirán poderosos mensajes sin tener que darles muchas instrucciones. 

Los pequeños crecerán mirando e imitando. Si nos ven disfrutar, ellos disfrutarán también. Así como, si perciben frustración o quejas, también lo harán. 

Los niños nos observan todo el tiempo, es innato, aprenden por imitación, sus cerebros tienen neuronas espejo, las cuales captan lo que sienten los demás, sin necesidad de experimentarlo ellos mismos. Es así como descifran qué es bueno o no, por ello debemos estar muy atentos en cada paso que damos.

Es el ejemplo el que guiará a los más pequeños en casa. Si les mostramos que comer de manera nutritiva ayudará a contribuir a una vida feliz y saludable, entonces cargarán ese mensaje toda su vida.

Por lo tanto, aquellos alimentos que eliges, también los elegirán ellos, en su mayoría. Si queremos que elijan frutas en lugar de galletas, entonces tendrán que verlas y tenerlas a mano.

Al hacer las compras, estar con ellos es un primer paso. Pueden hacer un listado juntos cuando organicen el menú semanal. Se sentirán felices de poder aportar ideas y luego ser ellos quienes ingresen las compras en el carrito. 

De modo progresivo y conforme les hacemos peticiones amables, disfrutarán cada etapa. Desarrollarán paciencia al notar que lograr resultados, deben prestar atención y seguir ciertos pasos.

¿Cómo empezar a involucrar a los niños en la cocina?

Cuando los niños son más pequeños se acostumbran a ver quién cocina en casa mientras ellos juegan. La compañía del adulto les permite esperar despreocupados. Es desde temprana edad que ya podemos invitarlos a que compartan diversas labores. 

Cuando los niños ven a mamá o papá organizando sus ingredientes para dar inicio a cualquier preparación, incluso si se trata de mover ollas y sartenes, les dará curiosidad, querrán a jugar lo que está jugando el adulto. Depende de nosotros si decidimos compartir el momento con ellos o dejarlos de lado.

Incluso, si es papá quien cocina, esto hará que los niños vean el rol compartido de modo natural, sin determinaciones por género para las tareas del hogar. 

Veamos algunas actividades por edades

Las siguientes sugerencias consideran sus habilidades y capacidades motrices. A más pequeños sean, será más novedosa la experiencia al explorar mediante sus sentidos. 

Enséñales que cocinar puede ser divertido, que sientan curiosidad por los resultados y que disfruten del proceso. No lo dudes, comparte y disfruta estos únicos primeros momentos.

Niños desde los 3 años

  • Jugar con algunas herramientas de la cocina, imitarte al cocinar a su manera
  • Percibir y describir las formas de cada elemento, temperaturas, olores, texturas y sabores
  • Pelar arvejas
  • Colocar ingredientes donde se les indique
  • Rociar agua a modo de enjuagar frutas y verduras 
  • Deshojar la lechuga
  • Verter líquidos, con ayuda (aman esta actividad)

Niños de 4 años

  • Pelar mandarinas, naranjas o huevos duros
  • Engrasar moldes
  • Mezclar ingredientes en un recipiente
  • Abrir paquetes 
  • Recorta hierbas frescas con unas tijeras sin filo o con sus dedos
  • Triturar papas o plátanos con un tenedor
  • Reconocer las herramientas de cocina, llamarlas por su nombre
  • Conversar sobre el origen de los alimentos, de dónde provienen

Niños de 5 a 6 años

  • Usar el medidor de cucharadas, tazas, incluso medir con una balanza.
  • Cortar alimentos blandos con un cuchillo desafilado
  • Llevar y acomodar cubiertos y servilletas en la mesa
  • Acercarte ingredientes cuando los solicites, identificar dónde se guardan 
  • Usar la batidora de mano y colocar los ingredientes
  • Tener sus propias herramientas como espátula u otras sin filo
  • Amasar y dar forma a las galletas 

Niños de 7 a 9 años

  • Ayudar a guardar algunos elementos de las compras en sus respectivos lugares
  • Proponer y planificar la comida de la semana (en conjunto)
  • Decorar la comida de modo creativo
  • Preparar la ensalada, decorarla al gusto
  • Usar cuchillos sin filo
  • Leer recetas

Niños de 10 a 12 años y en adelante

  • Servir comida en platos como el arroz, fideos y presas
  • Prepara recetas sencillas con pocos ingredientes
  • Encender el horno (con supervisión)
  • Usar cuchillos con filo (con supervisión)
  • Usa un horno de microondas y calcular los tiempos
  • Rallar queso, zanahoria y otras verduras
  • Enjuagar e incluso lavar los platos
  • Romper la cáscara del huevo y dejarlo caer a un recipiente, incluso batirlos
  • Proponer y planificar la comida de la semana considerando el presupuesto familiar
  • Preparar aliños y salsas
  • Proponer recetas con múltiples ingredientes 
  • Cocinar recetas de fácil preparación o aquellas que les provoquen curiosidad
  • Limpiar la mesa y espacios que hayan usado para cocinar

¿Qué mejor que tener uno o más colaboradores en casa?. Será maravilloso compartir en familia y disfrutar de momentos que no olvidarán, especialmente si se acompañan de sonrisas y ternura. 

Recuerda darles responsabilidades a los niños sin temor a que fallen, al contrario, el error es fundamental para el aprendizaje. Una crianza con involucramiento en el hogar es una gran ventaja. Serán conscientes de la importancia de trabajar en equipo para obtener resultados. Emocionalmente serán personitas más seguras de sus capacidades al sentirse respetadas y reconocidas por sus aportes. 

En San Fernando, trabajamos con laboriosidad. Es uno de nuestros valores, realizar todas nuestras actividades con dedicación, tenacidad y convicción en las tareas que nos permitan lograr nuestros objetivos y metas. Es un poderoso valor que puedes inculcar desde el hogar.

Cuéntanos ¿qué otras actividades podrían complementar este listado?