San fernando banner San Fernando banner

¡Aprovecha al máximo la Carne de Pavita!

Categorías

8

Agosto, 2022

Aprovecha al máximo la Carne de Pavita

La carne de pavita es una fuente de proteína extraordinaria, es muy nutritiva y más saludable que otras carnes. Sin embargo, en Perú estamos lejos de poder decir que la pavita es parte de nuestro menú diario. ¿Te has preguntado cuánta carne de pavo incluyes en tu menú anual? 

Hay muchas formas de comer tan deliciosa ave y aprovechar todas sus propiedades nutricionales en cualquier mes del año. Encuentra la opción que más se acomode a los gustos de tu hogar. Permítenos enamorarte de ella y conoce otras formas de disfrutarla.

¿Qué cortes de carne de Pavita hay?

Entre los cortes a elegir tendrás la pechuga en filete, trozada para guiso, especial y chuleta. También el muslo en medallón y en corte para guiso. Además en rodajas y pierna entera, las alas y brazuelo en rodajas. Infaltable la innovadora versión de carne molida. 

Hay sorpresas con preparados saborizados en finas hierbas, en sabor oriental, como lomito de pavita saltada y más. Claro, la clásica milanesa apanada lista para la sartén. Dale una mirada a los cortes que tenemos en este enlace.

¿Cómo preparo platos con pavita?

Inicia con lavar las piezas en agua potable. Un paso recomendado previo a sazonar es usar limón. Frota el jugo de limón sobre la piel ya que sirve para neutralizar aromas y realzar sabores. 

Asada. Asar un par de pechugas o muslos en una sartén es siempre una buena idea para comidas fáciles entre semana. Asa la carne con ajo y cebolla para luego salpimentar y dotarla de un par de cucharadas de ají panca licuado.

Molida. La pavita molida es una excelente alternativa. Puedes elaborar pastel de carne, albóndigas y hamburguesas con ella. La jugosa textura te sorprenderá. Conoce más recomendaciones aquí.

Guisada. La pavita guisada casi siempre lleva una base de tomate y cebolla, aromatizada con hojas de laurel y un poquito de ají. Acompaña esta rica receta con arroz.

Fría. Combina la carne deshilachada con mayonesa, ajo y romero, con un toque de jugo de limón o algún otro aderezo frío. Úsala en ensalada o con pan.

Empanizado. Empaniza pechugas o muslos de pavo y cuécelas en sartén o en freidora de aire. Será siempre una buena alternativa fácil de preparar.

Preparados. Hay opciones listas que complementan comidas o desayunos y loncheras como el jamón de pavita. Sin duda la versión de hot dog para un snack de casi inmediata cocción, cocida en agua o frita, como más guste en casa. Incluso hay presas que puedes elegir ya sazonadas. 

Tips para la Pavita perfecta

Lo primordial es validar la calidad. No todas las pavitas son iguales, opta por una de buen origen. En San Fernando cuidamos con cautela cada detalle desde su crecimiento, alimentación, procesamiento y distribución. 

¿Fresca o congelada? No hay una diferencia importante en calidad ni sabor. Un ave entera  congelada puede tardar un día entero en descongelar al pasar del congelador a la nevera, según su peso. Por ello, para la rutina semanal conviene tenerla trozada. Procura retirar las presas del congelador al menos dos horas antes.

La pavita es más versátil de lo que crees. Consume pavita al menos una vez por semana, notarás una mejoría en tu salud y tu familia estará encantada. 

Ya lo sabes. ¡A comer pavita!